Compatibilidad de Buey

BUEY Y RATA
Una pareja estable. El Buey es fuerte, sólido y trabajador. Protege a la Rata dándole confort y seguridad. La Rata admira las virtudes del Buey, a quien le colma de ternura y cariño. Tienen una economía holgada y un hogar ordenado gracias al talento administrativo de la Rata. Sin grandes aspiraciones materiales, se conforman con una vida afectuosa y tranquila, de la cual ambos están satisfechos.

BUEY Y BUEY
Una pareja excesivamente seria. La unión de dos seres diligentes, concienzudos y seguros crea una pareja responsable y solemne. Son afables con los amigos y generosos con la familia, pero, debido a su testarudez y el espíritu materialista, llevan una vida de callada tensión e inflexibilidad. Evidentemente, les falta un poco de optimismo y jovialidad para cambiar su actitud pesimista y dar una nueva dimensión a la vida. Sus relaciones afectivas son monótonas, ceremoniales y poco imaginativas. Necesitan potenciar la poca creatividad de su personalidad para superar la pesadez de su convivencia.

BUEY Y TIGRE
Una pareja incompatible. La enorme diferencia de personalidad los aleja y los antagoniza. El Buey detesta la impulsividad y el mal genio del Tigre, mientras que éste no aguanta la indiferencia y la terquedad de aquél. En los constantes conflictos entre el materialismo vacuno y el idealismo del Tigre, se quejan, se disgustan y se hieren mutuamente. Se sentirán frustrados por la falta de compenetración y tolerancia. No encuentran puntos en común y sus relaciones afectivas se enfrían drásticamente.

BUEY Y CONEJO
Una pareja satisfactoria. Se complementan perfectamente el realismo, la fiabilidad y la solidez del marido Buey con la sociabilidad, la ternura y la diplomacia de la mujer Conejo. Ella es muy sensible, quizás demasiado introvertida para el gusto del Buey. A ella no le gusta la testarudez de Buey, pero no encuentra forma de enseñarle la astucia. Les cuesta adaptarse el uno al otro, pero llevan una convivencia pacífica y en ningún momento dejan de apoyarse con solidaridad.

BUEY Y DRAGÓN
Una pareja que necesita implantar la armonía en la convivencia. Para el carácter enérgico, rebelde y soberbio del Dragón, el Buey es demasiado lento, ordenado y meditabundo. Tienen diferentes filosofías de la vida y no coinciden en el modo de ser. Pero si saben respetarse la independencia, pueden llevar una convivencia bastante aceptable. En sus relaciones afectivas, el Buey necesita un poco más de imaginación exótica para complacer al Dragón, mientras que éste tendrá que mostrar más apego a la realidad terrenal y ocuparse más de los asuntos domésticos.

BUEY Y SERPIENTE
Una pareja feliz. La unión entre la Serpiente encantadora y el Buey trabajador les brinda felicidad para toda la vida. El Buey hechizado admira la astucia y la sabiduría de la Serpiente, y ésta disfruta de la fuerza, la protección y el confort que le procura el Buey. Se sentirán satisfechos y realizados en la vida en común. No se cansarán haciendo el amor y reiterando su fidelidad conyugal. Siempre tendrán inspiración para preparar pequeñas sorpresas llenas de ternura para la pareja.

BUEY Y CABALLO
Una pareja inestable. El Caballo, por su carácter fastuoso y frívolo, no puede complacer al Buey, sedentario, que anhela un hogar ordenado y tranquilo. Tampoco el Buey puede contentar al Caballo dándole libertad total para sus gustos ociosos. Aunque viven juntos, sus gustos e ideales son tan distintos que los alejan irremediablemente. Echarán de menos una comprensión profunda y la compatibilidad de sus modos de ser. Los momentos de ternura y amor son pasajeros y se interrumpen siempre con una sensación de distanciamiento.

BUEY Y CABRA
Una pareja de personalidad contrastada. La Cabra es tierna, delicada y exquisita. Necesita que la mimen y la protejan con cariño. El Buey es categórico, fuerte e indoblegable, anhela una compañía lúcida y solidaria. Tienen un hogar agradable y disfrutan de momentos de sensualidad y éxtasis mientras las diferencias de carácter no los enfrentan. La Cabra se aflige si le eleva el tono o se le niega ser su paño de lágrimas, pero no quiere comprender al Buey que lleva todo el peso de la responsabilidad familiar. El Buey se siente frustrado al no encontrar apoyo suficiente en la Cabra.

BUEY Y MONO
Una pareja desequilibrada. Ambos son independientes y saben lo que quieren. Pero ninguno logra penetrarse en el mundo interior del otro. Aunque el Mono es inteligente y talentoso, no puede evitar sus caprichos y vanidades que irritan al Buey. El Buey tiene un espíritu más conformista, pero es propenso a reacciones violentas cuando ve desafiada su autoridad y burlada su personalidad. Ambos son materialistas y anhelan el éxito y el lucro, pero van por distintas vías para conseguirlos.

BUEY Y GALLO
Una pareja conservadora que disfruta de la rutina. Es la unión entre dos seres trabajadores y responsables. Se aprecian la eficiencia y se admiran la capacidad analítica. Disfrutan la rutina como si fueran grandes proezas, sin ambiciones desmesuradas del lucro y de la fama. Conformistas con la vida real, hacen todo lo posible para sacarle brillo a la opacidad. Cuidan la elegancia de los gustos y el orden del hogar, trabajan sin parar con el fin de dar más holgura a la economía. Se aman intensamente.

BUEY Y PERRO
Una pareja franca. El Perro es una compañía generosa, modesta y fiel. Pero protesta cuando el Buey lo trata con despotismo y frialdad. Disfrutan de franqueza y ternura mientras se mantienen a raya, sin herir el amor propio de la pareja. Las fricciones surgen cuando se ponen excesivamente exigentes. El Perro desprecia lo espartano y frío que es el Buey, y éste no tolera la curiosidad y el tono satírico del Perro. Requieren hacerse concesiones para una convivencia apacible.

BUEY Y CERDO
Una pareja que se atraen poderosamente. Tiene muchos puntos en común: la seriedad, la paciencia, el entusiasmo y la persistencia. El Buey admira la sencillez y el espíritu de sacrificio del Cerdo, dándole todo el apoyo para su realización. El Cerdo disfruta de la buena compañía del Buey, buscando renovar siempre el hechizo de su sensualidad para atraer la atención de su pareja. Se respetan, se estimulan y se aman con toda sinceridad. Si no fuera por el conservadurismo bien mantenido del Buey, caerían en la lujuria.

© 2017. Todos los derechos reservados | http://www.horoscopochinopara2017.com | Contacto | Politica de Privacidad