Compatibilidad de Conejo

CONEJO Y RATA
Una pareja estable y duradera. De carácter muy distinto, pero los dos son realistas y hogareños. El mafido Conejo es tierno y tranquilo, mientras que la mujer Rata es vivaz, sociable y comunicativa. Pasan mucho tiempo juntos en casa. La Rata sabe coquetear ante la pasividad del Conejo, provocándole el delirio pasional, que los mantienen más unidos.

CONEJO Y BUEY
Una pareja que se complementa en sus virtudes y defectos. La inteligencia, perspicacia y talento del Conejo se complementan con la torpeza, la lentitud y la mediocridad del Buey. Al mismo tiempo, los defectos del Conejo, tales como la avaricia, el egoísmo y el capricho, se ven subsanados por la generosidad, la sociabilidad y la disciplina del Buey. Es una unión por contraste de personalidad, pero quizás por eso se hacen felices.

CONEJO Y TIGRE
A pesar de sus extraordinarias dotes intelectuales, el marido Conejo se queda muy corto por su mediocridad física para hacer feliz a la mujer Tigre, sensual y pasional, que disfruta de la imaginación erótica y el placer carnal. No se adaptan bien ni en la sexualidad ni en la vida cotidiana. Tienen gustos totalmente contradictorios: lo que le gusta a uno lo detesta el otro.

CONEJO Y CONEJO
Una pareja de componentes demasiado afines. Si bien pueden llevar una convivencia pacífica, carecen de atracción pasional. Los dos son cerebrales y responsables, pero ninguno quiere sacrificarse por el otro. Quieren mantener un equilibrio racional, con derechos y obligaciones equitativos, pero las coyunturas de la vida real no les dan las mismas oportunidades. De ahí que surjan las interminables discusiones y el constante forcejeo por mayor libertad.

CONEJO Y DRAGÓN
Una pareja magnífica en la que reina la armonía y complicidad. Las extraordinarias dotes intelectuales del marido Conejo encuentran apoyo incondicional en la mujer Dragón, quien se sacrifica por su amor a pesar de su fuerte carácter e independencia. El Conejo le enseña los buenos modales y la astucia en el trato con la gente. El Dragón contribuye con nuevas ideas para intensificar el afecto mutuo y recrear las emociones. Es una unión realista, duradera, con buena perspectiva, que mejora constantemente de su condición económica.

CONEJO Y SERPIENTES
Una pareja muy adecuada si coordinan bien sus aspectos positivos. El marido Conejo puede aportar al éxito de la unión con su imaginación, capacidad y experiencia, mientras que la mujer Serpiente contribuye con la serenidad, el gusto y la sabiduría. Los dos persiguen elegancia, confort y el éxito. Tal vez la Serpiente es demasiado exigente con la forma en qué el Conejo le expresa su amor. En su lado negativo, los dos son muy meditativos, propensos a lucubraciones cerebrales, lo que podría producir fisura en sus relaciones y agudizar su contrariedad.

CONEJO Y CABALLO
Una pareja que sufre gran incompatibilidad. Los dos se mueven por instinto y caprichos, concentrados en sí mismo, sin intención de coordinar sus relaciones. La mujer Caballo está harta de las reflexiones de su marido Conejo, mientras que éste detesta la frivolidad y simpleza espiritual de ella. El Caballo hostiga sin parar la tranquilidad y el reposo del Conejo, cuya escasa sensualidad irrita a la dinámica y altiva mujer.

CONEJO Y CABRA
Una pareja de amor. Al marido Conejo le encanta la ternura y la fragilidad temperamental de la Cabra. La mujer Cabra adora la benevolencia, la agilidad y la ambición del Conejo. Disfrutan un amor romántico que les brinda plena satisfacción. El Conejo está siempre dispuesto a escuchar atentamente a la Cabra, con solidaridad y tiernos consejos, mientras que ella lo alienta en su ambiciosa causa. Más que una desenfrenada pasión, los une estrechamente el amor sincero, la comprensión y la cordialidad.

CONEJO Y MONO
Una pareja de conveniencia. Los dos se conocen demasiado, tanto sus defectos como sus debilidades. Cuando se contemplan, se avergüenzan de los defectos del otro. El Conejo desprecia el engreimiento y el nerviosismo del Mono, mientras que éste no tolera la farragosa intelectualidad de aquél. Llevan una convivencia de constante hostilidad, subsanada sólo por los actos camales que los lleva a la gloria efímera.

CONEJO Y GALLO
Una pareja poco compatible. Aunque los dos son inteligentes, al marido Conejo le irrita la excesiva indiscreción, la agresividad y el materialismo de la mujer Gallo. Por el otro lado, el marido Gallo odia la ociosidad, la cursilería y el egoísmo de la esposa Conejo. Una convivencia muy incómoda en la que comparten poco y discrepan casi en todo. La inteligencia les queda muy corta para controlarse los caprichos que les socavan los lazos afectivos.

CONEJO Y PERRO
Una pareja positiva y lúcida. Los une una profunda comprensión y el generoso apoyo mutuo. La mujer Perro adora la ternura y la pericia del marido Conejo, y a éste le fortalece la lealtad y la lucidez de la mujer Perro. Se encuentran más unidos por el afecto, sobre todo en las circunstancias adversas, cuando la firmeza y el valor del Perro sostiene la ambición del Conejo. Éste, a su vez, desarrolla su talento y su diplomacia para librarse de la adversa situación junto con el Perro.

CONEJO Y CERDO
Una pareja gratificante. Son muy distintos, pero disfrutan plenamente en la convivencia. A la obediencia, generosidad y fidelidad de la mujer Cerdo se suman la perspicacia, el talento y la ternura del hombre Conejo. Nunca exageran los defectos del otro, pero miran con lupa las virtudes de la otra «media naranja». Están comprometidos a no separarse nunca.

© 2017. Todos los derechos reservados | http://www.horoscopochinopara2017.com | Contacto | Politica de Privacidad