Compatibilidad de Gallo

GALLO Y CABALLO
Una pareja poco compatible. El carácter independiente de los dos crea frecuentes desacuerdos en su convivencia. El hombre Caballo necesita plena libertad y no se conforma con una vida restringida a la monotonía familiar. Se rebela contra la rigidez y austeridad de la mujer Gallo, mientras que ésta no aguanta la fastuosidad y la inestabilidad de él. La incompatibilidad les crea fuertes obstáculos en su vida afectiva. El hombre Gallo es celoso, no le gustan nada las relaciones de amistad de la mujer Caballo, pero le es imposible controlarlo. La mujer Caballo se aburre en casa y se siente asfixiada de las críticas del marido Gallo. Su convivencia es pobre en afecto y comprensión mutua.

GALLO Y CABRA
Una pareja delicada. Por mucho que se esfuerce, el cariño y la atención que el Gallo le dedica a la Cabra queda muy lejos de lo que ella espera. La Cabrita sentimental y delicada se sentirá entonces desolada y desgraciada. El Gallo, absorbido por el trabajo, se agobia con el melodrama cotidiano, pero le es difícil ponerse tierno cada vez que encuentra deprimida a la Cabra. Si bien se estiman y se quieren sinceramente, necesitan profundizar un poco más la comprensión y ser más complacientes en los momentos difíciles.

GALLO Y MONO
Una pareja de relaciones inconstantes. Son cómplices y enamorados cuando se sienten atraídos por la sensualidad, pero una vez acabado el romance, se distancian con frialdad e incluso con desprecio, debido a las contradicciones de su carácter. Las virtudes que tanto se admiraban durante el noviazgo pierden toda la magia y el encanto tras unos años de convivencia. En cambio, se miran con lupa los defectos que antes pasaban desapercibidos por completo. El Gallo es celoso, desconfía de la sinceridad del Mono, mientras que éste le hace travesuras picarescas o se burla de él con malicia.

GALLO Y GALLO
Una pareja desafiante. Son interminables sus discusiones por los temas más insignificantes. Se irritan, se regañan y se echan las culpas, pero nadie asume ninguna responsabilidad. En el fondo, los dos son competentes y honestos. Podrían vivir con tranquilidad si no se tomaran en serio algunos sinsabores de la vida cotidiana. Parece difícil llegar a un tratado de paz puesto que los celos les encenderán las crestas del orgullo. Sostienen interminables querellas, incluso en los momentos de más ternura y complicidad, que son efímeros y muy intensos.

GALLO Y PERRO
Una pareja que se fortalece por la confianza. La unión entre el Gallo y el Perro supone ciertas ventajas evidentes por la lucidez, la fidelidad y la honestidad del Perro, que se combinan estupendamente con la laboriosidad y el sentido analítico del Gallo. Pero es preciso que ambos presten atención a corregir sus defectos. De otro modo, la convivencia sería agobiante y desalentadora debido a la excesiva exigencia, la gallarda obsesión y la alienante minuciosidad del Gallo. Un buen control de sí mismos les garantiza mucha ternura y placer en la unión. Aunque el Gallo es muy celoso, tiene plena confianza del Perro, quien con su conducta da un digno ejemplo de fidelidad.

GALLO Y CERDO
Una pareja armoniosa. La mujer Cerdo aguanta muy bien las críticas farragosas del hombre Gallo, comprendiendo que, pese a su prolijidad, tiene también buena intención y muchas cualidades admirables. El marido Gallo admira la gentileza, el realismo y la dulzura de su mujer. Se sienten satisfechos de la unión, a la que contribuyen decididamente la confianza mutua y la sensualidad. Se aprecian y se aman profundamente. El sentido pragmático los hace muy analíticos y tolerantes con los respectivos defectos. El hombre Gallo cumple religiosamente su papel de protector y tomará el liderazgo de la familia por su lucidez y responsabilidad. La mujer Cerdo lo apoya incondicionalmente, siendo una mujer simpática y una madre tierna.

GALLO Y RATA
Una pareja enfrentada. El marido Gallo es prolijo y perfeccionista. Su carácter despótico y agresivo choca con la resistencia de la Rata, quien si bien es afable y tierna, no aguanta la excesiva exigencia del Gallo. Tienen una convivencia plagada de disgustos y de riñas virulentas. Las relaciones afectivas se convierten prácticamente en un yermo desértico nada fructífero.

GALLO Y BUEY
Una pareja duradera y sólida. Son dos seres muy distintos pero poderosamente atraídos. Es una unión armoniosa de la fuerza y la intrepidez, del realismo y la imaginación, de la gallardía y el conservadurismo. Son bondadosos y pacientes con las deficiencias mutuas. Asumen la responsabilidad de la vida común, cuidándose, alentándose con profundo amor. Aunque tienen personalidad muy distinta, se complementan perfectamente. La convivencia les brinda satisfacción.

GALLO Y TIGRE
Una pareja multifacética. Su convivencia supone optimismo, eficiencia, capricho, romanticismo, prejuicio, gallardía y testarudez, facetas dispares de la existencia humana acopladas en la unión de dos seres tan independientes como distintos. El predominio de un rasgo o de otro depende de las habilidades personales que triunfan por astucia, fuerza o persistencia. Son modernos y cuidan la presentación como algo esencial de la vida. Sus relaciones afectivas sufren choques entre el idealismo y la realidad.

GALLO Y CONEJO
Una pareja angustiosa. La superficialidad, agresividad, y vanidad del Gallo suponen una tortura insoportable para la sensibilidad refinada del conejo, cuyos exquisitos gustos y los buenos modales no encuentran el menor eco en un marido tan engreído como es el Gallo. Éste se desvive por mantener unos criterios absurdos y completamente insensatos. Por otro lado, el Gallo detesta los hábitos elitistas del Conejo, quien no quiere meter mano en los trabajos rutinarios, pero anhela el confort como algo esencial de la vida. Ambos se sienten angustiados al no apreciar lo suficiente las virtudes de la pareja. También necesitan más inspiración en sus relaciones afectivas.

GALLO Y DRAGÓN
Una pareja brillante. La fastuosidad en la apariencia del Gallo hace perfecto juego con el brillo exótico del Dragón. La fantasía del Gallo hace de la rutina una hazaña loable, mientras que la grandeza del Dragón hace de la imaginación su vida real. Juntos, se sienten intrépidos, poderosos e invencibles. Ni la prolijidad del Gallo ni la soberbia del Dragón pueden afectar en lo más mínimo la gran pasión que se sienten mutuamente. Su vida afectiva es enriquecida por su poder imaginativo. Disfrutan de gran satisfacción entre la realidad y la irrealidad de su amor.

GALLO Y SERPIENTE
Una pareja complementaria. Existe un equilibrio positivo en sus relaciones. El entusiasmo y la intrepidez del Gallo hacen perfecto juego con la serenidad y meditación de la Serpiente. También se complementan armoniosamente otros rasgos de su respectiva personalidad: la astucia con la eficiencia, el hechizo con la prolijidad, etc. Se sienten felices de su alianza porque el espíritu caballeroso del Gallo encuentra la dama hechizadora de su sueño. Se cuidan, se aman y disfrutan mucho del amor. Para ellos, la vida en común parece un verdadero idilio.

© 2017. Todos los derechos reservados | http://www.horoscopochinopara2017.com | Contacto | Politica de Privacidad