Compatibilidad de Serpiente

SERPIENTE Y CABALLO
Una pareja discordante. Debido a que son diferentes casi en todo, tienen continuas fricciones. El marido Serpiente detesta el espíritu aventurero, el materialismo y el afán por el confort de la mujer Caballo. Del mismo modo, el Caballo se siente incómodo con la excesiva frialdad, la meticulosidad y la cursilería de la Serpiente. Son distantes en sus relaciones afectivas. La falta de cariño y emoción hace que la convivencia sea monótona y poco afectuosa.

SERPIENTE Y CABRA
Una pareja artística. Disfrutan intensamente el gusto común por el arte y la literatura. Pero el marido Serpiente, absorbido en su lucha por las ambiciones, no puede ofrecerle a la mujer Cabra toda la ternura y dedicación que ella reclama por naturaleza. Para subsanar la frustración sentimental de la mujer Cabra, el hombre Serpiente debería salirse de su interminable meditación filosófica, para dedicarle a la Cabra más atención y el mismo encanto con que la sedujo en el noviazgo.

SERPIENTE Y MONO
Una pareja inteligente. La unión de dos seres inteligentes, cultos y talentosos los fortalece en la competencia profesional. Pero la marcada diferencia temperamental les puede provocar incompatibilidades en la convivencia. La Serpiente es rencorosa con las jugadas y artimañas del Mono, mientras que éste no se deja poseer arbitrariamente por aquélla.

SERPIENTE Y GALLO
Una pareja cómplice. Saben coordinarse magistral-mente para alcanzar objetivos comunes. El defecto del uno puede ser justamente la virtud del otro. De cualquier modo, tienen en común la ambición por el poder y el dinero. Igualmente se acoplan de maravilla en sus emociones y en la sexualidad. Ambos están satisfechos de su vida afectiva y se sienten realizados en el campo profesional.

SERPIENTE Y PERRO
Una pareja discordante pero feliz. Discrepan en la concepción del mundo y en el modo de ser, pero son felices. La fidelidad y la ternura de la mujer Perro consolidan sus vínculos afectivos y frenan los instintos donjuanescos del hombre Serpiente, manteniéndolo a raya. Los dos son conscientes de que el equilibrio familiar está basado en concesiones recíprocas.

SERPIENTE Y CERDO
Una pareja incomprensible. Denotan grandes diferencias en su modo de ser y en su mundo interior. Aunque la mujer Cerdo se esfuerza en acortar las distancias entre su realismo, sencillez, docilidad e inocencia, y el idealismo, elegancia, soberbia y complejidad mental de su marido Serpiente, los resultados son desalentadores. Por eso se siente desolada y muy herida por la poca comprensión de su amado.

SERPIENTE Y RATA
Una pareja envidiable. Unidos por un gran amor, se mueven por móviles materialistas y comparten ambiciones comunes por el lucro y un mayor bienestar. A pesar del contraste de su carácter, se admiran las virtudes y se toleran los defectos. Tienen una buena división de- trabajo: la mujer Rata se ocupa de la casa, y el hombre Serpiente trabaja fuera. La perspicacia de los dos les permite tener buenos ingresos, suficientes para llevar una vida cómoda y holgada. En sus relaciones afectivas se sienten satisfechos, puesto que la mujer Rata es sensual y se excita con la seducción del hombre Serpiente. Tienen un hogar lleno de cariño y disfrutan intensamente el placer mundano.

SERPIENTE Y BUEY
Una pareja sólida. Esta unión les brinda gran seguridad y confianza mutua. Los dos son prudentes, sensatos, dignos y estables. La inteligencia de la mujer Serpiente encuentra su aliado en el orden del hombre Buey. Se cuidan, se protegen y se aman con desinterés. Aunque hogareños, no se dejan esclavizar por los quehaceres domésticos. Tratan de mantener en buen nivel su vida social que los alivia y los fortalece.

SERPIENTE Y TIGRE
Una pareja conflictiva. Los dos son desconfiados, egoístas, celosos e intolerantes. La falta de comprensión los lleva a fijarse en los respectivos defectos: la mujer Serpiente detesta la extravagancia, la ferocidad y la hiriente franqueza del hombre Tigre, mientras que éste odia la reticencia, la frialdad y las ambiciones de aquélla. Se irritan en las frecuentes y virulentas discusiones, sosegadas sólo momentáneamente por la rutina de los actos sexuales. Les falta evidentemente un amor profundo y desinteresado.

SERPIENTE Y CONEJO
Una pareja enamorada. Disfrutan la vida mundana con gusto y distinción. Ambos son inteligentes, cultos, amantes del confort y aficionados a las artes. El denominador común de su intelectualidad les permite mucha ternura y tranquilidad en un eterno romance. Saben perdonar los defectos con total respeto. Se muestran muy solidarios en los momentos adversos. Se aman profundamente y se apoyan en todo. Tendrán una economía holgada y un hogar confortable.

SERPIENTE Y DRAGÓN
Una pareja desigual. El marido Serpiente es posesivo, pero se queda corto para dominar la mujer Dragón, soberbia y rebelde. Ni el hechizo, ni la astucia, ni la elegancia de la mujer Serpiente sirven para cautivar al hombre Dragón, que se mueve empujado por la ambición y los impulsos vitales. Necesitan nuevos lazos de unión para consolidar sus relaciones afectivas. Si combinan las virtudes de ambos, pueden formar una pareja muy destacada por su inteligencia, talento y fuerza.

SERPIENTE Y SERPIENTE
Una pareja común. Tiene tantos aspectos comunes que se entenderán sin necesidad de palabras. Comparten las mismas ambiciones y pecan de los mismos defectos. Se mantienen unidos, entrelazados, ávidos del magnetismo y el placer. La envidia y los celos son los peores enemigos de su unión. Si pueden evitarlos, tendrán más éxito en su alianza. Disfrutarán de infinito amor y constante solidaridad. Serán una pareja fuerte y encantadora.

© 2017. Todos los derechos reservados | http://www.horoscopochinopara2017.com | Contacto | Politica de Privacidad