Personalidad de la Cabra

La Cabra es el signo más tierno del Zodiaco chino. Su aspecto dulce y refinado infunde cordialidad y armonía. Los nacidos en los años de Cabra tienen un corazón de «Buda de misericordia», por ser afables, compasivos y benevolentes. Tienen nervios delicados y se afligen ante cualquier infortunio, propio o ajeno. Sin grandes aspiraciones espirituales, pero exquisita y refinada sensibilidad para los gustos, la Cabra tiene extraordinarias dotes artísticas. Es elegante y estética para la decoración, los colores y la presentación. Especialmente cuando se trata de Cabra mujer, quien demuestra inusual elegancia estética en la forma de vestir, el perfume, el peinado y muchos otros detalles que sirvan para destacar su feminidad. Dedica mucho tiempo en el maquillaje y arreglo personal, dándose siempre un toque de frescura juvenil en el arreglo.

La Cabra no es materialista. Prefiere conformarse con lo esencial de la vida que sacrificarse por el dinero. Disfruta el ocio y la armonía como ningún otro animal del Zodiaco. De hecho, tiene la suerte de qué nunca le falta «el techo, la comida y la ropa». Tal es su fragilidad y dependencia que siempre inspira deseos de protección y mecenazgo. Tiene mucha posibilidad de acceder a becas, beneficiarse de la ayuda de algún fondo o casarse con alguien que la financie o la proteja generosamente. Los talentos artísticos, la despreocupación por lo material y el don de mecenazgo hacen que algunos Cabra se conviertan en auténticos bohemios.

Sensible, insegura y débil, la Cabra busca encerrarse en un mundo armonioso y equilibrado. Es sentimental y melancólica, se entristece cuando se siente sola y abandonada. Tiene una concepción pesimista del futuro, no trabaja por una perspectiva lejana, trata de vivir y disfrutar lo que le permite el presente. Es hipersensible con el trato que recibe, una pequeña impertinencia o un comentario áspero son para ella golpes contundentes que le podrían causar graves heridas en el alma. Incluso cuando el agresor ya lo tiene olvidado completamente, ella aún no se ha recuperado del impacto.

Es tierna y naturalista. Le gustan los animales, las plantas y la naturaleza. Cuando viaja, siempre busca sitios verdes y tranquilos. No participa nunca en aventuras o acampadas en tierras rocosas y áridas. Es de carácter sumiso y pacífico, acepta con facilidad las disculpas y es muy propensa a perdonar. Rara vez ostenta una rebeldía audaz para afrontar el despotismo y la opresión. Es una perfecta reconciliadora en los conflictos debido a su carácter pacifista y la bondad de su corazón.

Cuando está interesada en algo, nunca lo consigue por fuerza o mediante medios de coacción, tiene un procedimiento mucho más sutil y estratégico, que a veces logra convencer al ser más recalcitrante. Para evitar algún compromiso indeseable, tampoco lo rechaza rotundamente. Buscan mil pretextos, dando muchas vueltas para eludirlo. La falta de franqueza y su modo de actuar indirecto se debe a su carácter inseguro y permisivo. Por su falta de seguridad, exige que le manifiesten explícitamente la conformidad cuando están de acuerdo con lo que plantea.

La Cabra es sociable en cuanto la respetan plenamente. Su personalidad requiere una compañía de un ser fuerte, extravertido y apasionado, que la anime, la proteja y la mime. Se lleva particularmente bien con el signo Caballo por ser éste airoso, enérgico, idealista y enamoradizo. Puede tener una convivencia equilibrada con los signos como la Serpiente, el Dragón, el Mono y el Gallo.

No le gusta hablar mucho, y menos aún protagonizar la conversación. Es una excelente oyente y espectadora, con criterios originales y refinados. Respeta la independencia de los demás, tiene mucha tolerancia y siempre busca la convivencia pacífica.

Es muy difícil que la Cabra se someta a una disciplina rigurosa o que respete un horario estricto. Es competente sólo en aquellos trabajos que por vocación ha elegido ella y que no le supongan ninguna especie de esclavitud. Cuando trabaja por necesidad, tiene que estar controlada por un superior inflexible o una secretaria muy exigente para que sea eficiente. Tiene extrema habilidad en las labores manuales y es la mejor candidata para el arte o la artesanía. Igualmente sirve para ser un operador altamente cualificado.

No tiene aspiraciones ambiciosas por escalar posiciones, ni tampoco sueña con inmensas propiedades materiales. Se inclina más bien a encerrarse en su mundo sentimentalista lleno de goces sensoriales. Es intuitiva, fantasiosa, esotérica, aficionada a las ciencias ocultas. Su corazón no tiene cabida para maldades siniestras. En cambio, es un gran albergue de caprichos y sutilezas sentimentales. Es generosa y no escatima los gastos, por lo que su economía presenta frecuentes déficit.

Es muy fiel en al amor. Lo entrega todo a cambio de la confianza y la protección. Es amante cariñosa y complaciente. La mujer Cabra es la más femenina y atractiva de todos los signos del Zodiaco. Necesita un compañero comprensivo, abierto, tierno y protector para sentirse segura y feliz. Como respuesta, le dará mil ternuras y una libertad total.

Con los hijos es paciente, permisiva y liberal. Nunca recurre a medios coactivos para obligarlos a aceptar sus mandatos. Les enseña paso a paso sus habilidades, educándolos en el aseo personal, los buenos modales y las virtudes estéticas.

© 2017. Todos los derechos reservados | http://www.horoscopochinopara2017.com | Contacto | Politica de Privacidad