Personalidad de la Rata

La Rata es inteligente, miedosa, rápida, simpática, franca, imaginativa, ahorradora y tiene buena memoria. Los que nacen bajo este signo suelen ser sociables, alegres, extravertidos y comunicativos. No es fácil encontrarse con un nativo de este signo que sea antipático, criticón, introvertido e intolerante. Los Rata tienen facilidad de formarse su círculo de amigos con los que mantienen estrechas relaciones. Adoran las conversaciones y las reuniones animadas espontáneas. Son activos participantes en sociedades, clubes o pandillas, a los que aportan su inteligencia, juicios críticos y mucho humor.

Aunque aparentan a veces ser callados y apacibles, tienen un mundo interior dinámico y excitado que experimenta constantemente cambios tumultuosos. Su silencio no revela indiferencia, sino prudencia y educación.

Observadores atentos de lo que pasa en el mundo y en su entorno, su gran inteligencia e inquietud los empujan a tomar precauciones. Perciben con hipersensibilidad cualquier síntoma o manifestación anímica de los demás. Suelen dar sinceros consejos. Sus criterios son acertados, lúcidos, bien intencionados. Por eso disfrutan de la estima y el respeto de sus amigos.

Detestan el despilfarro y la extravagancia. Son ahorradores, incluso en tiempos de abundancia. Generosos en apoyos morales y solidaridad ética, son, sin embargo, bastante austeros en donaciones monetarias. Su austeridad y sencillez en la vida se manifiesta también en sus regalos y contribuciones. Las mujeres Rata son buenas administradoras de la economía familiar. Aborrecen la ostentación por mucho que posean, pero también se las arreglan muy bien si sus recursos son precarios, porque siempre pueden echar mano a la reserva estratégica que guardan. Prefieren ser tildadas de «tacañas» antes de no tener un duro por mala administración de fondos.

Estrechamente ligados a la familia, tienen un gran apego al hogar. Los hombres Rata son hijos notables y padres afectuosos. Cuidan mucho de los viejos, haciendo todo lo posible para que lo pasen bien en el ocaso de la vida. Comprenden perfectamente la soledad que muchas veces acosa a la gente de la tercera edad. Los visitan cuantas veces pueden, atentos siempre en lo que les haga falta. Su amor a los hijos es generoso y profundo. Procuran darles la mejor educación posible, dispuestos a sacrificar su propio bienestar.

Las mujeres Rata están totalmente dedicadas a la familia. Se sacrifican para cuidar bien a su marido y a los hijos, a quienes aman en cuerpo y alma. Son tolerantes y generosas con los hijos. Pasan el día dándoles consejos, sugerencias u observaciones, que, al ser repetidas miles de veces, resultan pesadas y agobiantes. Acarician la idea de que los hijos lleguen a ser en el futuro artistas o deportistas. Trata de formarlos desde pequeños, creando las condiciones para que aprendan a tocar algún instrumento musical, bailar ó practicar algún deporte. Para ellas, el marido y los hijos son lo más valioso del mundo. Madres responsables y esposas competentes, hacen todo lo posible para crear un hogar limpio y agradable.

Los hombres Rata no son machistas. Ayudan en los quehaceres domésticos. Este signo supone armonía familiar, afectividad y ternura. No se descartan, desde luego, pequeños disgustos, que son pasajeros y se disipan apenas surgen.

La curiosidad congénita de la Rata les empuja a interesarse vivamente por la vida de los demás, tratando de descubrir los secretos ajenos. Incluso pecan de indiscreción al interrogar a los demás sobre puntos delicados de la vida privada o profesional. Mantienen la boca muy cerrada en cuanto a su propia vida íntima o los secretos del oficio. Detestan a la gente que quiere meter la nariz en lo que consideran estrictamente suyo. Únicamente abren su corazón a los mejores amigos.

Tienen muy buena memoria, se acuerdan de los detalles de sucesos, personajes, promesas, o de cuantas circunstancias interesantes que ya han sido olvidadas por los demás. Además, les gusta anotar cosas comúnmente desapercibidas. Son observadores sutiles que experimentan emoción incluso en cosas totalmente ordinarias. Carcomidos por la curiosidad, no se cansan de preguntar.

No son cabezotas, se adaptan rápidamente a los cambios. Nunca actúan sin haber meditado. Movidos por el instinto de protección y una aguda intuición de riesgos, investigan, planifican, realizan repetidas pruebas antes de emprender cualquier operación. Se detienen y retroceden inmediatamente al surgir síntomas de peligro. Reanudarán el esfuerzo únicamente después de comprobar la seguridad y la viabilidad de su propósito. En ningún momento se comprometen a causas que les arriesguen la vida. Escogen siempre el procedimiento más prudente. Eso no significa que nunca fallen. A veces caen en trampas y son víctimas de sus enemigos.
Las experiencias también les han enseñado a ser moderados en la ambición del lucro. La tentación del dinero fácil es un abismo camuflado que tienen que esquivar con lucidez y fuerza de voluntad. El trabajo, los negocios y el constante ahorro les permiten una economía holgada, sin lujo, pero totalmente autosuficiente. Es muy difícil encontrar a un Rata reducido a la extrema pobreza.

© 2017. Todos los derechos reservados | http://www.horoscopochinopara2017.com | Contacto | Politica de Privacidad