Personalidad del Perro

«El perro es el mejor amigo del hombre.» No hay ningún otro animal en el mundo que nos pueda hacer mejor compañía. Estemos como estemos, con suerte o desgracia, ricos o pobres, y dondequiera que nos encontremos, el perro siempre se halla a nuestro lado, solícito y fiel. El hombre desgraciado, en un momento desesperado puede propinarle una paliza, o abandonarlo dándole una patada. Pero el perro no traiciona nunca.

La fidelidad es la cualidad más destacada de los que nacen con este signo. Tener un amigo Perro es contar con su solidaridad en cualquier momento, y casarse con alguien que lleve este signo es tener un amor para toda la vida. Nunca te volverá la espalda porque te encuentres en peligro o penuria. Está siempre dispuesto a socorrerte en el peligro lo a compartir las penalidades en los momentos duros.

Es serio, respetuoso e intuitivo. Su desarrollado sentido de olfato le permite descubrir síntomas inapreciables de peligro o la presencia de seres ocultos. Tiene instinto de protección. Lucha con bravura, asumiendo con fatalismo cualquier riesgo. Sus habilidades están al servicio de los amigos o el amado, más que en su propio beneficio. Por el amor o la auténtica amistad es capaz de seguirte hasta el último rincón del mundo.

Es honesto por naturaleza. Nunca juega sucio ni tiene cartas escondidas en la manga. Tiene la facilidad de calar en el mundo interior de la gente, intuyendo sus intenciones. Es despiadado con la falsedad e hipocresía, pero sincero con los amigos y consigo mismo. Tiene auténtica franqueza, nunca intenta ocultar la verdad por muy desagradable que sea. Sus expresiones pueden ser ásperas o hirientes, tal como lo es la realidad, pero no oculta segundas intenciones y siempre lo hace con el corazón en la mano.

No es rencoroso, ni tiene envidias de los amigos. Sus críticas son directas y francas, restringidas unicamente a hechos concretos que le parecen mal, sin faltar al respeto a la persona que los haya cometido, ni mucho menos atentar contra su integridad. Cuando surgen conflictos, siempre adopta una actitud positiva, propensa a la solución del problema. A veces protesta enérgicamente o explota en un ataque de furia, pero enseguida vuelve a la normalidad y recupera el equilibrio temperamental.

Es despierto, activo, trabajador y perseverante. Una vez concebido el propósito, no desistirá del esfuerzo hasta que lo haya llevado a cabo. Profesionalmente es muy competente, ostenta elevada ética y gran responsabilidad. Es colaborador, lúcido y desinteresado, se granjea el respeto y el aprecio de los compañeros. Su razonamiento lógico y racional, basado en un arraigado sentido de justicia, lo convierte en un excelente candidato a la carrera militar, abogado, médico, juez, profesor, político o director de personal.

Nacido para ser fiel e implantar justicia, el Perro pasa toda la vida con los sentidos en guardia. Duerme «con los ojos abiertos» y está siempre en estado de vigilia. No le gusta perder el tiempo en ocurrencias extravagantes, ocupa todo el tiempo en causas importantes, sea la profesional, política, artística, familiar o sentimental. No tolera la pasividad, el hastío y la indiferencia. Participa activamente en la lucha por un futuro mejor.

Lleva una vida llena de peripecias, experimenta en su propia carne tanto el calor humano como la frialdad y el desprecio. Son tantos los sucesos tristes y dolorosos que han acontecido a su alrededor, que le han privado de la jovialidad y el instinto de placer. Tiene un concepto existencialista de la vida. Aunque aparentemente tiene un espíritu elevado, en el fondo no deja de tener una visión pesimista de la vida. Su gran capacidad de observación le hace ver demasiados peligros ocultos y la miseria humana. Tiene un sentido trágico de la vida, y asume la responsabilidad y el riesgo con fatalismo.

No es materialista. Le exaltan más los valores morales que la codicia por el dinero. Puede vivir tranquilamente con toda comodidad y lujo, pero tampoco se inmuta ante la más espantosa miseria, la llevaría con la misma dignidad que la opulencia. En cualquier de los casos, cumple religiosamente su responsabilidad y su ética, protegiendo, ayudando, luchando, trabajando o deleitando.

Tiene un modo de ser sencillo y modesto. Evita en lo posible ropa llamativa y adornos estrafalarios que contradigan su estilo natural. Aborrece la coquetería, la adulación, el amaneramiento y todo lo que no sea auténtico. Es conformista con la situación actual, no intenta escalar posiciones o ganar el favor del jefe luciendo sus habilidades. Por eso se le suele considerar pobre en su ambición personal.

Es un enamorado auténtico, aunque le cuesta manifestar sus afectos. No es tan apasionado y posesivo en el amor como el Caballo o el Tigre, pero es mucho más profundo y serio. Desconfía del amor fácil, superficial, meramente carnal y embustero. Tiene la paciencia de esperar hasta conocer a fondo a su amado antes de cualquier decisión trascendental. También abre su mundo interior poco a poco. Una vez introducido en su reino emocional, se podrá dar cuenta de que es sensual y apasionado. Necesita una amplia y generosa respuesta afectiva.

Con sus hijos es paciente y democrático. Escucha atentamente lo que quieren y respeta sus opiniones. Condescendiente, apoya sus iniciativas de superación, dejándoles un amplio margen de confianza y libertad. Procura darles el mejor ejemplo con su propia conducta, mostrando mucho interés de que se formen un buen sentido de la justicia, la lealtad y la dignidad humana.

© 2017. Todos los derechos reservados | http://www.horoscopochinopara2017.com | Contacto | Politica de Privacidad