Personalidad del Tigre

El Tigre es caracterizado por el coraje y la audacia. Su naturaleza intrépida le hace asumir sin vacilación las tareas más arriesgadas. No se inmuta ante situaciones peligrosas, ni tampoco rehuye el enfrentamiento con seres poderosos. No le gusta buscar líos, pero cuando le provocan o cuando las circunstancias requieren su compromiso, allí lo tienen decidido, firme, con la voluntad de llegar hasta las últimas consecuencias.

Rebosante de vigor y energía, el Tigre tiene gran apego a la acción. Es rápido, fuerte, certero, eficiente e infatigable. Todo lo que tiene lo ha conseguido corriendo tras la presa y atrapándola a zarpazos. Trabaja sin parar. Nunca vivirá a expensas de nadie ni de la limosna de los mecenas.

La inteligencia no constituye una cualidad suya. Es más bien lento para captar sutilezas y prever consecuencias. Por eso a veces comete errores de cálculo y cae en trampas. Es impulsivo para iniciar una acción y precipitado para llevarlo a cabo. Le falta la serenidad de la Serpiente y la perspicacia deja Rata.

Lo que caracteriza su mundo interior es la despreocupación por los intereses materiales. No tiene la avaricia del Gallo ni la ambición especulativa de la Rata; el Tigre es optimista, generoso, tierno y sentimental. Le gusta cierto grado de confort y procura tener algún dinero para vivir, pero no se mata por el dinero ni tampoco por otras ambiciones materialistas. Para él, la vida es multifacética y llena de color. Hay que disfrutar todo lo que se pueda: la música, los niños, la amistad, el cariño, las nuevas experiencias, los viajes, el trabajo, la lucha, etcétera.

El Tigre es moderno y liberal (sobre todo cuando es mujer). Le gusta cuidar la presentación y seguir la moda. Tiene gran interés en mirar los escaparates y llenar su armario con ropa elegante. Responde activamente a la modernidad en estética, gustos y nuevas formas de distracción. Tiene a gala disfrutar la vida todo lo que pueda sin complejos de ningún tipo. Desdeña la dejadez en la presentación y el conservadurismo en los hábitos. Combina armoniosamente la seriedad profesional, el placer familiar y los pequeños caprichos del consumismo.

Muy competente en lo profesional, trabaja con honestidad e imaginación. Es serio, responsable, abnegado, ético y sagaz. No necesita que lo controlen, porque siempre lo hace a la perfección. Cuida que sus conocimientos no queden desfasados haciendo cursillos de reciclaje profesional. Su gran sentido de colaboración le permite trabajar muy bien en equipo, en el que suele tener una responsabilidad importante.

En la juventud el Tigre es rebelde y vanguardista. Le fascina la música moderna y la extravagancia. Desdeña y satiriza las costumbres viejas, la tradición y los valores establecidos. Esta actitud vanguardista lo hace partícipe de todo tipo de desafíos contra el convencionalismo. Puede ser muy violento e irracional en su actuación contra el viejo orden, cometiendo brutalidades insensatas de las que se arrepentirá toda la vida. Pero lo hace por convicción y no por instinto destructivo.

El Tigre desdeña la mediocridad y lucha por ser el mejor. Está convencido de que con un esfuerzo constante alcanzará su propósito. En efecto, su firme voluntad y el empeño en la realización de su objetivo le traen buenos resultados. El Tigre posee un espíritu estoico y asume fuertes sacrificios si se fija una meta. Es infatigable, persistente y concentrado. No se distrae por los detalles, ni se deja influir por los comentarios corrosivos.

Cauto en la selección de amigos, su carácter desconfiado le impide ser tan sociable como el Caballo, quien es capaz de tener un nuevo amigo todos los días. Pero el que logra entrar en su mundo de amistad sentirá que es generoso, fiel, sincero y noble con los amigos. Exige también que le sigan el ritmo y que participen en la lucha con el mismo coraje. Ser amigo del Tigre supone complicidad total: compartirás todo lo que tiene él y dejarás que comparta lo que tienes tú. No es quisquilloso ni egoísta.

Muy tierno con los niños, el Tigre no sólo es su protector, su educador, sino también su amigo. Juega con los crios, les da sanos consejos, enseñándoles el buen comportamiento. Es exigente con sus propios hijos, imponiendo disciplina y reglas rigurosas. Su amor maternal no implica consentimiento y mimo alguno. Por eso, sus hijos se hacen independientes a temprana edad y son muy educados.

Es apasionado en el amor. Su seducción parece un imán poderoso que atrae la presa. Cuando se enamora, es capaz de las más loables hazañas sentimentales. Su amor es tierno, posesivo y desinteresado. Tiene un mundo afectivo rico en sensualidades y sutileza sentimental. Es devorador, prepotente, avasallador, y a la vez cariñoso, delicado y refinado. Enamorarse de un Tigre o ser amado por él supone entrega total. La frialdad y la infidelidad despertarán en él celos mortales. La envidia no tiene mucha cabida en su corazón. Pero su inestabilidad temperamental, junto con los impulsos instintivos, le conducen a cometer unas salvajadas de mayor calibre. Cuando pierde el control ante repetidas provocaciones o atropellos, sus venganzas son terribles y provocan consecuencias desastrosas. Al Tigre hay que tratarlo con respeto y mucho tacto, porque si bien responde con nobleza a los amigos, es vengativo con los burladores.

© 2017. Todos los derechos reservados | http://www.horoscopochinopara2017.com | Contacto | Politica de Privacidad